jueves, 18 de mayo de 2017

Pensión Leonardo, Rosa Ribas

"(...) Daniel estudiaba cuando el ruido en el bar era una mezcla de discusiones de fútbol y discusiones de cartas, de voces de la tele y de las protestas de alguno que quería escuchar lo que decían. Se le unían el estrépito de la cafetera, los golpes de los vasos y tazas, de las fichas de dominó, de las sillas arrastradas.
-¿De verdad te enteras de lo que pone en los libros?
-Si, lo que no soporto es el silencio
(...)
Me contó entonces que , al cumplir los doce años, su padre lo puso a cuidad las vacas. Pasaba días enteros en el monte, solo por completo con los dos perros y con el ganado que tenía que llevar a los pastos. Por la noche dormía en las cabañas repartidas por la zona.(...)
Dejaba libros en las cabañas, de literatura y de historia, también cuadernos de ejercicios de aritmética y geometría.
- Una vez los civiles se presentaron en casa de mis padres porque habían entrado a inspeccionar una cabañas y les había extrañado que hubiera libros en el interior. Como sabían que yo pastoreaba por la zona, pensaron que eran míos y que los había olvidado.
- ¿Y qué pasó?
- Mi padre les dijo a los civiles que me preparaba para sacarme el bachillerato. Los guardias lo creyeron porque traían como pruebas unos libros de matemáticas. El problema es que yo también me lo creí, y cuando se fueron, le dije a mi padre que me podría sacar ya el bachillerato si quisiera, que ya estaba preparado. Me dió una paliza tremenda. Si mi madre no lo hubiera parado, creo que me habría dejado lisiado. Después fue a la cabaña, cogió todos los libros y los tiró al río. "Que los lean los peces", sentenció."



La novela de Rosa Ribas, Pensión Leonardo, escrita en primera persona, recuerda una posguerra llena de carencias y de esperanza, tras una guerra civil, cruel y despiadada, que dejó divididas no sólo a España sino también a las familias y una realidad de mutilación y dolor, que nunca olvidaron los que la vivieron. 
La protagonista de la novela, Lali, una niña de doce años, relata con una naturalidad apabullante, la vida en la pensión de sus padres, en la escuela, en las calles con sus amigos, ... la vida en un barrio de Barcelona, donde los personajes que van apareciendo en la pensión aportan al relato una visión de esa época muy completa, de la que se enriquece la principal protagonista y con ella, los que leemos la novela. 
Rosa Ribas es una escritora comprometida, no hace tanto que publicó su primera novela, y se siente inmigrante en un país de emigrantes; esa característica la lleva a contar las historias como si ella misma las viviera, y en la pensión de Barcelona en la que los padres de Lali, se instalan después de la guerra, los que aparecen por allí son viajeros, personas que huyen de si mismos o que buscan un lugar que los acoja, que  llene sus vidas de otras vidas.
Una novela, que contagia el placer de observar lo cotidiano, de saborear la amistad, de mimar la realidad. Un final sorprendente, que cierra el círculo de odio y violencia, impregnado en los hombres que no conocen la palabra libertad.
MJ

Resultado de imagen de Rosa Ribas

sábado, 29 de abril de 2017

Todo esto te daré, Dolores Redondo. Premio planeta 2016

"Manuel la miró aún asombrado. Era cierto, Caterina sabía como nadie cuál era su lugar que le correspondía y había luchado con todas sus fuerzas para defenderlo. Encarnaba como pocos el espíritu de los príncipes del mundo, capaz, como decía Nogueira, de salir siempre airosa de entre el mayor de los montones de podredumbre. Actriz donde las hubiera, la evocó secándose las lágrimas tras cruzarse con su marido el día en que la saludó por primera vez, o aquel retazo de conversación que había alcanzado a escuchar en el invernadero entre Vicente y ella. Teatro, una actuación magistralmente orquestada para crear el efecto deseado; hasta había tenido el aplomo de hacerle reconocer que la había escuchado."

Resultado de imagen de todo esto te daré


Como era de imaginar, después de leer la Trilogía del Baztán, la última novela de Dolores Redondo, es una historia intrigante, entretenida, bien documentada, y muy bien escrita. No deja al lector ningún resquicio a la imaginación, va llevándolo con suma pericia por donde ella quiere, presenta la tragedia de la familia de Álvaro como algo sobrenatural, que nos lleva a creer que las desgracias van unidas a la fortuna o a la adversidad, pero al final del relato la verdad surge como las flores en el bolsillo de Manuel, olorosas y naturales. Las descripciones de la Ribeira Sacra, del pazo, de la bodega,  de los jardines,... enamoran al lector, tanto como a la autora: todos nosotros nos quedaríamos a vivir con Manuel en aquella tierra llena de olores y sabores indescriptibles.
Todo esto te daré, es una novela en la que se describe, como su título indica, la ambición, la lucha por mantener el poder y la maldad humana en su estado más primigenio, como cuando Dios en el paraíso habla con Caín y le pregunta dónde está su hermano Abel, y él se avergüenza y reconoce que lo ha matado. Un premio planeta merecidísimo. 
MJ



Resultado de imagen de Dolores redondo

domingo, 23 de abril de 2017

Día de Libro 2017: Recuerdos agradables del Día del Libro 2016


El día del libro de este año, me ha pasado un poco desapercibido por estar de viaje por tierras francesas, algunas de mis reseñas de libros de este año son de autores franceses o que escriben en francés (Marguerite Yourcenar, M. Duras, Milan Kundera, Pierre Lemaitre, Jean Echenoz, Anna Gavalda, Emmanuelle Carrêre...) y quiero recomendar algún otro autor francés que estoy descubriendo además de recordar los clásicos que me ayudaron a ver la vida de otra manera en mi adolescencia y mi juventud. He aquí un homenaje a la literatura francesa que yo conozco o recuerdo de haber leído en mis años de Bachiller y primeros años de universidad.
MJ




  Espléndida recopilación de autores y obras de la literatura francesa en este blog. 


Realismo
A Honoré de Balzac se le considera un autor puente entre las dos corrientes, la romántica y la realista.  Pero su disposición materialista, observación minuciosa y preocupación por el detalle, le convierten en el primer realista. Su ambiciosa obra La comedia humana, escrita en veinte años, consta de novelas y relatos breves. 
Entre los grandes escritores realistas franceses figuran Stendhal, Gustave Flaubert y Prosper Mérimée. La aguda percepción psicológica de Stendhal se anticipó a los novelistas psicológicos modernos y fue reconocida y alabada por Balzac. Las novelas principales de Stendhal son La Cartuja de Parma (1839) y Rojo y negro (1830). El ejemplo más claro del realismo meticuloso de Flaubert lo tenemos en Madame Bovary (1857). Su técnica es sutil y sus resultados sublimes; los personajes y las situaciones van creciendo ante el lector a través de una acumulación gradual de detalles cuidadosamente observados y presentados por el autor. A pesar de tener ciertas cualidades románticas, a Mérimée puede considerarse como realista por el retrato psicológico de sus personajes. (...)

Naturalismo
(...)
El naturalismo fue adoptado como principio fundamental y técnica literaria por Émile Zola, el escritor más significativo de este movimiento. Usaba el término en particular, para describir el contenido y propósito de sus novelas, que se caracterizaban por el determinismo histórico formulado por Taine. La técnica literaria de Zola se ve claramente en La taberna (1877), Nana (1880), y Germinal (1885). Fue tan extrema la influencia de su técnica que en 1887 Edmond de Goncourt y Daudet, junto con cinco discípulos del mismo Zola, formaron un grupo de oposición responsable por medio de un manifiesto contra la novela de Zola La Tierra (1888). También se opuso a Zola el escritor Paul Bourget, famoso por su novela El discípulo (1889) que daba más importancia a la motivación psicológica que a la ambiental, un aspecto del naturalismo ignorado por Zola. En el campo del relato breve, el escritor naturalista más importante fue Guy de Maupassant, cuyas obras incluyen las colecciones Mademoiselle Fifí (1882) y Cuentos de día y de noche (1885), así como varias novelas; como escritor de relatos breves, Maupassant, cuyo maestro literario fue Flaubert, no tiene igual. (...)
Anatole France tenía una visión social parecida, en cierto modo, a la de Zola, pero él utilizó la ironía en su expresión. Sus obras más características son, quizás, la novela corta realista, El caso Crainqueville (1901), y sus fantasías satíricas La isla de los pingüinos (1908) y La rebelión de los ángeles (1914). 

El siglo XX
La literatura en Francia en el siglo XX se ha visto profundamente afectada por los cambios que han conmovido a toda la vida cultural de la nación. A los impulsos innovadores del simbolismo, se añadieron grandes influencias foráneas, como por ejemplo, la danza moderna introducida por la bailarina estadounidense Isadora Duncan y el ballet ruso, la música del compositor ruso Ígor Stravinski, el arte primitivo y, en literatura, el impacto que produjo el novelista Fiódor Dostoievski y, un poco más tarde, el novelista irlandés James Joyce. Las tendencias se compenetraron tanto, y los cambios fueron tan rápidos, que es necesario que los veamos desde la perspectiva del tiempo para comprenderlos bien.
  
Algunos individualistas
Por el camino de Swann (1913), de Marcel Proust, volumen primero de En busca del tiempo perdido, se considera generalmente, una de la mejores novelas psicológicas de todos los tiempos. Romain Rolland, cuya obra más famosa, Jean Christophe, apareció en diez volúmenes entre 1904 y 1912, pasó la I Guerra Mundial en Suiza, escribiendo llamamientos pacifistas. Sus ideas sobre la guerra están contenidas en su novela Clérambault: historia de una conciencia libre durante la guerra (1920). El inmoralista (1902) de André Gide expresaba la convicción de que, mientras la libertad en sí misma es admirable, la aceptación de las responsabilidades requeridas por la libertad es difícil, tema que llevó aún más lejos en La puerta estrecha (1909). La obra de Gide se distinguió por su independencia en el pensamiento y la expresión. La famosa novela Jean Barois (1913), de Roger Martin du Gard, es un estudio sobre el conflicto existente entre el entorno místico y la mente científica del siglo XIX. 
Jean Cocteau, trabajó en diferentes campos artísticos, y fue el autor, entre muchas otras obras, de el libro de poemas Canto llano (1923), de la novela Los hijos terribles (1929), de la obra de teatro La máquina infernal (1934), de la película La sangre de un poeta (1930), de crítica, así como de ballets. 
Jean Giraudoux llamó la atención en un principio por sus narraciones realistas de la vida provinciana francesa (Los Provinciales, 1909). 
Jules Romains empezó escribiendo teatro pero luego se pasó a la novela. En Los hombres de buena voluntad (27 volúmenes, 1932-1947), intentó condensar la vida moderna francesa al completo. Escribe sobre la doctrina llamada unanimismo, teoría según la cual el individuo y la sociedad son un todo. La novela de Jules Romains retrata el alma colectiva de la sociedad. 
Guillaume Apollinaire fue escritor y poeta de manifiestos culturales. Su obra Los pintores cubistas (1913) sirvió de instrumento para establecer la escuela cubista de pintura. Sus volúmenes de poemas Alcoholes (1913) y Caligramas (1918) fueron muy populares entre los surrealistas, grupo en el que influyó de manera notable. 
Debido a su gran éxito popular y a su extraordinaria productividad (publicó un total de ochenta volúmenes), Colette (Sidonie Gabrielle Colette) tardó mucho en ser reconocida. El valor literario de sus escritos fue finalmente reconocido en Francia por Marcel Proust y André Gide. El estilo de novelas como Chéri (1920) y Gigi (1945) es muy elegante, y su aguda percepción la une a los grandes realistas psicológicos del mundo literario.
  
La I Guerra Mundial
El relato realista de la I Guerra Mundial en El fuego (1916) de Henri Barbusse inspiró Las cruces de madera (1919) de Roland Dorgelès, precursores de los libros antibélicos de finales de la década de 1920 que aparecen no sólo en Francia, sino también en Alemania, Inglaterra y Estados Unidos. El ensayista André Maurois escribió sobre la guerra en clave de humor en Los silencios del coronel Bramble (1918). Más tarde fue uno de los primeros en escribir biografías noveladas como Ariel, o la vida de Shelley (1923). La suave ironía con la que el cirujano Georges Duhamel trató el tema bélico en Vida de mártires (1917) le separó tanto de aquéllos que veían la guerra como una experiencia gloriosa como de los que sólo veían el horror. En sus últimas novelas Duhamel se convirtió en cronista de la Francia burguesa. Todos los horrores de la I Guerra Mundial aparecieron en toda su crudeza en El gran rebaño (1931) de Jean Giono, cuyas obras muestran un pacifismo militante y una antipatía por la hegemonía de las máquinas.
  
Dadá y Surrealismo
En los últimos años de la I Guerra Mundial surgió en Francia, Alemania, Suiza, España y muchos otros países, un movimiento de jóvenes poetas y pintores que dieron lugar a las vanguardias artísticas. En rebelión contra todas las formas artísticas tradicionales, iniciaron su andadura declarando su intención de destruir el arte. Hacia 1923, algunos miembros del grupo, bajo el liderazgo de André Breton, se separaron del resto y formaron un movimiento, utilizando para denominarlo un término inventado por Guillaume Apollinaire: el surrealismo. Breton, el líder y máximo exponente del grupo, empezó su carrera estudiando medicina. En 1916 influyó en él notablemente Jacques Vaché, que proclamaba su deseo de vivir en permanente estado de aberración mental. 
Por la naturaleza dictatorial de Breton, que chocaba con la independencia de sus miembros, el grupo siempre fue muy cambiante. Algunos de los que pertenecieron, en un momento u otro, al surrealismo se mencionan más adelante. 
Primero dadaísta, Louis Aragon se pasó al surrealismo en 1924 y escribió varios libros de poemas, incluyendo El libertinaje (1924). En 1928, sin embargo, en Tratado de Estilo, atacó los motivos de sus obras. Se hizo comunista en 1930, fue entonces expulsado del movimiento surrealista. Sus novelas Las campanas de Basilea (1934) y Los bellos barrios (1936) le consagraron dentro y fuera de Francia. Durante la ocupación alemana en la II Guerra Mundial, volvió a escribir poesía, en Le Crève-coeur (1941; El quebranto, 1943) y Los ojos de Elsa (1942), para lamentar la derrota de su país. 
En Paul Eluard, el movimiento halló, quizás, a su mejor poeta. Tras un comienzo dadaísta, sus poemas, de Le Necéssité de la vie et la conséquence des reves (La necesidad de la vida y la consecuencia de los sueños, 1921), son modelos de imágenes independientes entre sí. Cuando se unió al grupo surrealista, en 1923, Eluard entrelazó las imágenes en la contemplación del amor como parte del espíritu universal, particularmente en Morir de no morir (1924) y Capital del dolor (1926). 
Philippe Soupault, fundador del movimiento surrealista con Breton, fue desacreditado por los propios surrealistas en 1930 por el contenido de sus estudios Henri Rousseau, le Douanier (1927) y William Blake (1928), en los que se dejaban ver ciertos principios contrarios al movimiento. 
  
Otras maneras y temas
Algunos novelistas emplearon maneras diferentes de expresión, no surrealistas, para describir el espíritu de aquellos tiempos. André Malraux, que había vivido la revolución y la contrarrevolución, refleja una vida sobre la que siempre se cierne la muerte en sus novelas La condición humana (1933), sobre la revolución en China; La época del desprecio (1935), sobre el movimiento marginal anti-nazi en Alemania, y La esperanza (L'Espoir, 1938), sobre la Guerra Civil española. 
El aviador Antoine de Saint-Exupéry llegó a ser considerado el escritor mejor de su generación, con obras como Vuelo nocturno (1931) y Tierra de hombres (1939). El enfoque humanístico de El principito (1943), ha convertido esta fábula amable en libro favorito universal de chicos y grandes. En materia de misantropía absoluta, no se han llegado a superar las novelas de Louis Ferdinand Céline; Viaje al fin de la noche (1932) describe la catástrofe sin posibilidad de alivio, y en Mort à crédit (1936) todas las aspiraciones humanas están sujetas a una cruel ironía. Marguerite Yourcenar, nacida en Bruselas de doble nacionalidad francesa y estadounidense, es alabada por la pureza clásica de su estilo e intelectualidad. Escritora de novelas históricas tales como Memorias de Adriano (1951) y su biografía familiar Recordatorios (Souvenirs Pieux, 1973), fue la primera mujer en 1980, que accedió a la Academia Francesa. En contraste, están las historias populares semiautobiográficas sobre el amor moderno de Françoise Sagan, una de las primeras novelistas que publicó después de la II Guerra Mundial. La primera novela de Sagan, Buenos días tristeza (1954), que ganó el premio de la crítica, fue la que la consagró. 
A Jean-Jacques Servan-Schreiber, fundador del semanario L'Express (1953) y miembro del gabinete del presidente Valéry Giscard d'Estaing en 1970, se le atribuye haber cambiado la opinión pública francesa sobre la guerra de Argelia por sus exposiciones de las atrocidades cometidas por los franceses, Teniente en Argelia (1957). En El desafío americano (1967) alertaba sobre la excesiva influencia de los Estados Unidos en Europa.
  
Existencialismo
En la década de 1940, bajo el liderazgo del filósofo, dramaturgo y novelista Jean-Paul Sartre, una dimensión negativa y pesimista desarrolló el movimiento filosófico y literario llamado existencialismo. La tesis general —expuesta en El ser y la nada (1943) de Sartre— plantea básicamente que la existencia humana es inútil y frustrante, y que el individuo es solamente un cúmulo de experiencias personales. En sus obras dramáticas Las moscas (1943), A puerta cerrada (1944), y Las manos sucias (1948), Sartre se extendió en temas que ya habían sido tratados antes de la guerra en su libro de cuentos El muro (1939). En su trilogía Los caminos de la libertad (1945), intentó mostrar al individuo sin ilusiones y consciente de la necesidad de participar en todas las instancias de la sociedad. La discípula más acérrima de Sartre fue su compañera de toda la vida Simone de Beauvoir, que escribió, entre otras muchas obras, la novela Los mandarines (1954), que trata de un modo encubierto las relaciones personales de algunos de los principales existencialistas franceses. Su obra La ceremonia del adiós (1981) es un homenaje a Sartre. En su día, Albert Camus podría haber sido englobado en el existencialismo, particularmente por su obra Calígula (1944); aunque en sus dos novelas más importantes, El extranjero (1942) y La peste (1947), reconoció la conveniencia y la necesidad del esfuerzo humano.
  
Últimas tendencias
En la década de 1950, dos escuelas de literatura experimental surgieron en Francia. El teatro del absurdo y el antiteatro cuyo claro ejemplo son las obras del rumano de nacimiento Eugène Ionesco, de Samuel Beckett y de Jean Genet. La popular Esperando a Godot (1948) de Beckett, y Los negros (Les Nègres, 1959) y Los biombos (Les Paravents, 1961) de Genet son claros ejemplos de esta escuela, opuesta al análisis psicológico y al contenido ideológico del existencialismo. 
A la vez que el antiteatro, surgió la antinovela o nouveau roman (un término aplicado por primera vez por Sartre a una novela de Nathalie Sarraute) que ha llamado mucho la atención, principalmente las novelas y teorías de Sarraute, Claude Simon, Alain Robbe-Grillet y Michel Butor. Al igual que los dramaturgos, los nuevos novelistas se oponen a las formas tradicionales de la novela psicológica, enfatizando el mundo puro y objetivo de las cosas. 
Entre los escritores que han dominado el panorama literario más reciente destacan los miembros del OuLiPo (Ouvroir de Littérature Potentielle, ‘taller de literatura potencial’), como Georges Perec, Raymond Queneau y Jacques Roubaud, o escritores de la talla de Michel Tournier, Jean-Marie Gustave Le Clézio, Philippe Sollers y Marguerite Duras. 

Escritores actuales franceses. El País
Escritores franceses contemporáneos


En recuerdo al día del libro del año pasado.

Para conmemorar el Día del Libro del año 2016, en el 400 aniversario de la muerte de Cervantes, Universo la Maga, me ha concedido una entrevista como blogera, ya en el mes de febrero, me eligieron entre los 170 mejores blog literarios de España e Hispanoamérica (http://www.universolamaga.com/blogs-de-libros-blogs-literarios/). Hoy es un día muy importante para mí, porque una dedicación totalmente altruista a la que dedico de forma habitual bastante tiempo de mi ocio: la lectura,  se convierte en algo que interesa a un montón de gente.
Gracias a todos por leerme y compartirme.
MJ



martes, 11 de abril de 2017

Entre tonos de gris, Ruta Sepetys


" Mi madre nos guiaba a través de la muchedumbre, tirando de nosotros o empujándonos por los hombros. Vi manos que aferraban maletas con fuerza. Había gente de rodillas, llorando, atando con cáñamo maletas que habían reventado de tan llenas que estaban, mientras los agentes pisoteaban el contenido esparcido por el suelo. Los ricos campesinos y sus familias llevaban cubos de leche y grandes quesos redondos. Paso un niño con una salchicha que era casi tan grande como él . Se le cayó, e inmediatamente desapareció entre los pies de la multitud. Al pasar por mi lado, una mujer me golpeó el brazo con un candelabro de plata, mientras un hombre corría sujetando un acordeón. Yo pensé entonces en nuestra preciosa porcelana hecha añicos en el suelo de nuestra casa"

Resultado de imagen de entre tonos de gris


Para comprender la crueldad y el odio que mana del corazón del ser humano, no hay más que leer la Historia y las historias de las personas que cuentan sus experiencias y las plasman en relatos, biografías, películas o novelas que nos hacen reflexionar sobre nuestra condición. Ahora mismo podemos ver todos los días como huidos, refugiados o deportados de todo el mundo escapan de sus casas con lo puesto para encontrar una vida mejor: unos huyen de la guerra, como los sirios; otros de sus países como los subsaharianos;  otros de la represión política, pero al final todos ellos son un reflejo de nosotros mismos. 
En cada momento de la historia le ha sucedido a alguien, y aun así no somos capaces de ponernos en lugar del otro, da igual que sean judíos, musulmanes o cristianos, negros o blancos, niños, mujeres o homosexuales; somos incapaces de dejar de pensar en nuestra propia comodidad y ayudarles a superar esa angustia y persecución. Hay ONGs que lo hacen y personas que ayudan a que este sufrimiento se aminore, pero los hombres que causan ese sufrimiento nunca desaparecen del todo, sus ideas no descansan y por eso hay que hacer visibles todas estas historias. 
En este caso Ruta Sepetys, cuenta de la boca de Lina,  los acontecimientos que sucedieron en Junio de 1941 en los países bálticos: Estonia, Lituania  y Letonia. Stalin sacó de sus casas a familias enteras y las deportó a Siberia, sin nadie que les ayudara y sin ningún tipo de explicación. Pasaron hambre, frío y tuvieron que trabajar sin descanso en una tierra helada y alejada de toda civilización, muchos de ellos trabajaron con la sola ayuda de sus manos, cavando y construyendo edificios para el ejército soviético, que los maltrataba y los dejaba morir sin medicinas, ropa o alimento. 
Algunos de estos hombres y mujeres, sobrevivieron y ahora lo cuentan para que no olvidemos lo frágil que es el bienestar y la capacidad del ser humano para sobrevivir en las condiciones más precarias inimaginables.
MJ

* La película, en español El invierno eterno, cuenta también estos mismos acontecimientos, fué presentada en el Festival de Gijón en el año 2015 

"Risttuules" cuenta la limpieza étnica del pueblo estonio

El invierno eterno




LA AUTORA: RUTA SEPETYS

Imagen relacionada



viernes, 7 de abril de 2017

El intenso calor de la luna, Gioconda Belli

"Emma recibe a Fernando en el aeropuerto.(...)
- La tecnología está haciendo avanzar la medicina a una velocidad que jamás pensamos posible.
- ¿No han descubierto nada par evitar la menopausia- pregunta ella que va conduciendo-¿sabes que ya me vino la menopausia?-Lo dice en tono de desafío, casi vengativa. Odia la palabra. Por mucho que entienda a Jeanina, no logra digerir el sonido de esas letras. Saben a secreta vergüenza, a algo capaz de matar el amor, el deseo, como confesar hemorroides o algo semejante.
- No se vino la menopausia-sonríe él-, lo que no te vino fue la menstruación.
-Qué más da cómo se diga. Eso es lo de menos. Estoy menopáusica. Ya me hice los examenes. Estoy en la Gran Etapa de mi vida, como dice Jeanina.
-¿Y? ¿Me lo decis para que te cambie por dos de veinte?-ríe él
Emma piensa: ¿como puede ser así de insensible? Y él sigue hablando.
- A todas las mujeres les pasa tarde o temprano. No es mayor cosa. Tiene sus incomodidades...
-Ay, fernando si les pasara a ustedes ya habrían inventado remedios. Pero bueno, estoy de acuerdo. No es mayor cosa-irónica-. Mejor seguime hablando del Congreso.
- No quise molestarte-dice Fernando, percatandose dela reacción de ella, el vacío que de pronto se abre entre los dos y que él no sabe cómo cerrar. restarle importancia a la noticia no tuvo efecto y sinembargo, no se le ocurre otra cosa. No puede de pronto conmiserarse. Empeoraría el asunto, aparte de que ha dicho lo que piensa. Es un proceso natural. Nada que le extrañe de una mujer de su edad."


Resultado de imagen de el intenso calor de la luna

Una novela espléndida, El intenso calor de la luna.
Las reflexiones de Emma, la protagonista de la novela de Gioconda Belli, son los sentimientos y pensamientos de cualquier mujer del siglo XXI, que se encuentra en esta "Gran Etapa". 
Los hombres no nos comprenden, o por lo menos los hombres de nuestra misma edad, la falsedad de los mitos frente a la menopausia nos quieren hacer creer que somos mujeres acabadas sexualmente: ¡que gran mentira! el problema es que ellos no están a la altura. La MUJER, con mayúsculas llega a su plenitud sexual en esta etapa (si no tiene ninguna enfermedad) e intenta no dejar a la altura del barro al hombre, que va perdiendo su vigor sexual en esta misma etapa.
Las mujeres, si tienen la valentía como Emma de enfrentarse a sus fantasmas, consiguen una plenitud que las llena de felicidad. Las mujeres en esta etapa, si no lo han conseguido antes, pueden ser multiorgásmicas, y no deben avergonzarse, ya es hora de que una mujer se atreva a decirlo de la boca de su personaje.
Cuantas mujeres en esta edad tienen que sufrir el desprecio de sus compañeros, que sin tan siquiera intentar entenderlas, las hacen de menos, por sentirse confundidas ante los sofocos, o ante los cambios de humor, que como en otras etapas de la vida nos dejan descolocadas. O ¿es diferente el estado hormonal del embarazo cuando todo te irrita y te agobia? La mujer es sentimiento y bien canalizado es puro esplendor.
Usemos ese ímpetu, ese ardor para colocarnos donde nos corresponde  sobre todo en la sexualidad, en el trabajo, en el arte, en el amor ... en la vida.

FELIZ MENOPAUSIA, Y APROVECHEMOS ESA ENERGÍA PARA QUERERNOS MÁS Y RECONDÚZCAMOSLA A NUESTRO FAVOR.

MJ


ESTOY VIVA COMO FRUTA MADURA...

Estoy viva
como fruta madura
dueña ya de inviernos y veranos,
abuela de los pájaros,
tejedora del viento navegante.

No se ha educado aún mi corazón
y, niña, tiemblo en los atardeceres,
me deslumbran el verde, las marimbas
y el ruido de la lluvia
hermanándose con mi húmedo vientre,
cuando todo es más suave y luminoso.

Crezco y no aprendo a crecer,
no me desilusiono,
ni me vuelvo mujer envuelta en velos,
descreída de todo, lamentando su suerte.
No. Con cada día, se me nacen los ojos del asombro,
de la tierra parida,
el canto de los pueblos,
los brazos del obrero construyendo,
la mujer vendedora con su ramo de hijos,
los chavalos alegres marchando hacia el colegio.

Si.
Es verdad que a ratos estoy triste
y salgo a los caminos,
suelta como mi pelo,
y lloro por las cosas más dulces y más tiernas
y atesoro recuerdos
brotando entre mis huesos
y soy una infinita espiral que se retuerce
entre lunas y soles,
avanzando en los días,
desenrollando el tiempo
con miedo o desparpajo,
desenvainando estrellas
para subir más alto, más arriba,
dándole caza al aire,
gozándome en el ser que me sustenta,
en la eterna marea de flujos y reflujos
que mueve el universo
y que impulsa los giros redondos de la tierra.

Soy la mujer que piensa.
Algún día
mis ojos
encenderán luciérnagas.


GIOCONDA BELLI

PÁGINA OFICIAL DE GIOCONDA BELLI

viernes, 31 de marzo de 2017

A menos de cinco centímetros. Marta Robles

"Alfonso se llevó las manos a la cabeza y torció el gesto. Su jefe y amigo era un hombre caprichoso. ël trataba por todos los medios de protegerlo, de mantenerlo a salvo de todos los peligros que sabía bien que lo acechaban, pero era inútil. A Artigas le gustaba pasearse por los precipicios. Podía ser espectador de excepción en una guerra durante meses si necesitaba describirla en una sóla página; o participar en una expedición al Himalaya, para convertirla en uno de sus escenarios novelescos, o presenciar varios exorcismos para acabar metiéndole al diablo en el cuerpo a alguno de sus personajes. Cualquier cosa con tal de contar con un rigor extremo. Y de alguna manera, cualquier cosa con tal de sentirse vivo. Un día tendría un problema serio con esas relaciones con las mujeres. Y él no estaría allí para solucionárselo..."


La intriga y la seducción son las protagonistas de la última novela de Marta Robles, en su presentación de la novela en Calatayud, explicó con todo lujo de detalles, cómo había construido el personaje principal de la novela, el escritor Armando Artigas. Aunque también desveló que el escritor y sus novelas eran pura ficción. La novela de Marta Robles, consigue desde el primer capítulo engancharte, captar la atención del lector, que va pasando del entretenimiento a la admiración, de un trabajo bien hecho.  
Los personajes no defraudan y, como en los buenos thrillers, el suspense se mantiene hasta el último momento: el personaje de Misia, es espectacular; al igual que todas esas maravillosas mujeres, que traspasan el relato y se hacen reales en nuestras pupilas; los hombres del relato también tienen una atractiva personalidad (el detective Roures, Armando Artigas, el inspector,...) y las distintas tramas descubren uno de los grandes problemas de las mujeres de todos los tiempos y de todos los continentes: la trata de blancas.
Una novela en definitiva agradable de leer, interesante y bien documentada.
MJ.



Resultado de imagen de marta robles entrevista




sábado, 11 de febrero de 2017

Día de los Enamorados

Reflexiones: 

"El amor con mayúsculas no sabe de sexos, ni de edades, el amor con mayúsculas nos hace más libres, no sabe de ataduras, el amor con mayúsculas respeta al amado, lo hace crecer y lo deja volar para que crezca; el amor con mayúsculas se compromete, se implica en las necesidades del amado, no solo ama, se deja amar; el amor con mayúsculas inspira las palabras más bellas de amor y los silencios más hermosos; el amor con mayúsculas, en fin, te hace feliz y le hace feliz."
¡FELICIDAD A LOS ENAMORADOS! de la vida, de los hijos, de la pareja, del amor,...
MJ
Resultado de imagen de amor entre iguales libros

10 LIBROS RECOMENDADOS CON AMOR Y PASIÓN.



Resultado de imagen de como agua para chocolate
El amante de lady Chatterley, D. H. Lawrence
Como agua para chocolate ,Laura Esquivel
Pura vida, José María Mendiluce
Fortunata y Jacinta, Galdós
El amor en los tiempos de cólera, García Marquez
El amante japonés, Isabel Allende
El arte de amar, E. From
La estrella de la mañana, Jordi Sierra y Fabra
La amaba, Anna Gavalda
La pasión turca, Antonio Gala


Resultado de imagen de la amaba libroResultado de imagen de pura vida, libroResultado de imagen de amor entre iguales libros

10 PELÍCULAS RECOMENDADAS CON AMOR Y PASIÓN
Resultado de imagen de LA REINA QUE AMABA A LAS MUJERES PELICULAResultado de imagen de LA REINA QUE AMABA A LAS MUJERES
Resultado de imagen
Resultado de imagenResultado de imagenResultado de imagenResultado de imagenResultado de imagenResultado de imagenResultado de imagen de dirty dancing
 

LA REINA QUE AMABA  A LAS MUJERES
LOS PUENTES DE MADISON
 ORGULLO Y PREJUICIO
AMOUR
BROKEBACK MOUNTAIN
SHAKESPEARE IN LOVE
LA VIE D' ADELE
EL PACIENTE INGLÉS
MEMORIAS DE ÁFRICA
DIRTY DANCING